Arroz de ayuno

Receta de semana santa

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

300 gr. de arroz

2 huevos duros

90 gr. de judías

2 patatas medianas

1 cebolla

3 tomates

2 dientes de ajo

hoja de laurel

azafrán

aceite y sal

perejil picado


Elaboración

La época de Cuaresma y Semana Santa, está a la vuelta de la esquina, por ello debemos de ir pensando qué platos preparar durante estas fechas. Hoy te proponemos, la receta de arroz en ayuno con huevo duro y judías. Un plato excelente para disfrutar en Cuaresma.


Este plato se caracteriza por tener una alto contenido en nutrientes, debido a las judías y al huevo.


Las judías son un alimento rico en fósforo, con una gran cantidad de vitaminas, magnesio y potasio. Uno de sus beneficios es que no contienen colesterol.

El huevo duro es uno de los alimentos más comunes en nuestra alimentación por su precio y versatilidad en la cocina. Además en cuanto a nutrientes, son ricos en proteínas y lípidos. ¡Disfruta cocinando con los huevos de Pollos Planes!


Prueba nuestro arroz “La Murta”, es un gran arroz con extra de absorción. Es el arroz perfecto para una receta como esta, debido a su textura ya que facilita que el arroz quede suelto una vez elaborado el plato.


¡No te pierdas ningún paso de la receta!


1. En primer lugar, preparar en una sartén la cebolla picada junto con  las hojas de laurel.


2. El siguiente paso, será quitarle las semillas a los tomates y pelarlos, que los echaremos cuando la cebolla empiece a coger color dorado.

3. Pelar las patatas y las cortarlas en cuadraditos, las añadimos a la sartén junto con la cebolla y el tomate. Una vez listo el sofrito, echamos todo el arroz y removemos bien por todo. No nos podemos olvidar de añadirle agua o caldo.


4. Picar los dos dientes de ajo y los mezclaremos con el azafrán, para que nuestro plato tenga un mejor sabor.

5. Los últimos ingredientes que añadiremos serán las judías cocidas y el huevo duro en pequeños trozos. Los echaremos cuando el caldo o el agua se haya ido consumiendo poco a poco. Removemos bien todo hasta que el arroz se haga a fuego lento, mientras añadiremos una pizca de sal.

¡Y ya tenemos nuestro plato listo! Podemos adornarlo con un poquito de perejil fresco por encima.


Nuestro consejo:


Si quieres que el arroz sea más caldoso, tenemos que apagar el fuego antes y dejarlo reposar por unos minutos, si el caldo se ha consumido del todo, podemos echar más aparte.


Esta receta se puede cocinar también en una perola o cazuela de barro, además se suele comer directamente de ahí para que guarde todo el calor.



¡Esperamos que os haya gustado esta receta fácil de arroz de ayuno!