Ramen de pollo

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

250 g de fideos de Ramen 

2 Pechugas de pollo

1l de Caldo de Pollo

1 cebolla

1 trozo de apio

4 zanahorias

2 coles 

1 cucharadita de jengibre molido

50 ml de salsa soja

2 huevos

Sésamo

Perejil fresco

Pimienta y sal


Complementos

Ají picante (al gusto)

Elaboración

Si has tenido la oportunidad de probar ramen de pollo estamos seguros de que te habrás quedado abducido por este plato japonés que se ha ido extendiendo por todo el mundo. 

Esta vez te presentamos una receta muy conocida en los últimos tiempos pero igual de novedosa, es nuestra forma de acercarte un poco más la cultura gastronómica japonesa

Receta japonesa de Ramen de pollo:

1/ Lo primero que se debería hacer es un caldo, en nuestra propuesta utilizamos nuestro caldo de pollo ya que tiene un gran sabor. Caliéntalo a fuego bajo con un poco de jengibre durante el proceso de la receta.

Otra opción ligeramente más complicada es preparar tu propio caldo cociendo a fuego lento huesos de pollo y ternera con verdura y hierbas aromáticas. Los japoneses pueden estar preparando este caldo durante 6 horas. 

2/ Disponemos las pechuga de pollo y las salpimentamos. Puedes o bien freírlas o hornearlas durante 30 minutos aproximadamente a 190 ºC. Una vez listas, cortamos en porciones y las reservamos.

TRUCO: Podemos añadir un poco de soja a las pechugas de pollo como si fueras a macerarlas antes de cocinarlas y las refrigeras un rato. Si eres amante de la soja este paso no te lo puedes perder. 

3/ Picamos la cebolla y el apio en juliana y lo lanzamos a hervir con agua y una pizca de sal. Tiene que quedar más al dente, pero esto ya es a gusto personal. 

4/ Colamos el caldo para dejar a un lado las verduras y en esa misma agua cocemos los fideos para aprovechar el sabor de las verduras. 

5/ Cocemos los huevos en agua con una pizca de sal durante unos 8 minutos y los servimos cortados por la mitad. 

6/ Cuece las coles en agua con sal durante unos minutos y resérvalas. 

7/ En una olla o sartén haz lo mismo con las zanahorias, puedes o bien cocinarlas junto con la cebolla y el apio (paso 3) o puedes hacerlas en una sartén para que queden más al dente. 

8/ Una vez todo listo en los cuencos añade un poco de sésamo y perejil picado.

¡Es el momento de emplatar! Y en este punto está la gracia de este plato:

1. El caldo que has calentado añádelo a un cuenco.

2. Distribuye los fideos.

3. De un lado sitúa la cebolla, el apio, la zanahoria y encima las coles.

4. Del otro lado las porciones de pechuga y el huevo. 


Curiosidades sobre el Ramen de pollo:

Se cree que es originario de China y que fueron los inmigrantes chinos los que lo llevaron a Japón antes de la II Guerra Mundial.

Este costumbre en Japón comer este plato de forma rápida, sorbiendo con excesivo ruido y sin dejar ningún fideo ni complementos que hay en el cuenco.

Como ocurre con todos los platos que cogen un poco de fuerza se empiezan a realizar versiones, algunas muy atrevidas! Pero la cocina se tarta de eso de empezar y lanzarse a la fusión. 

¿Te atreves con este plato?