Potaje de garbanza

con espinacas y calabaza

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

1 tarro de garbanza cocida

200 g de espeincas 

1/2 calabaza 

1 cebolla

2 ajos

1 tomate

1 pimiento verde

Aceite de oliva

Caldo de Pollo o verduras

Laurel 

Pimentón

Sal 


Elaboración

Hay que comer legumbres, al menos, una vez a la semana y una de las mejores formas de hacerlo es con un guiso. Por eso, te traemos este potaje de garbanza con espinacas y calabaza.

Cocinar con legumbres nos ofrece una forma ligera de comer y muy nutritiva, ya que son una magnífica fuente de proteína vegetal, muy económica y versátil.

Aunque la tendencia es pensar que un plato de este estilo es algo muy pesado de realizar por el tiempo de cocción, remojo, etc. ¡el resultado vale mucho la pena!

Te dejamos nuestra versión del tradicional potaje que puedes preparar con solo 5 pequeños pasos.


Receta de potaje de garbanza con espinacas y calabaza

1/ Pela la calabaza, retira las semillas y córtala en daditos. Lava un tomate y limpia un el pimiento y junto con una cebolla, pícalo todo bien. 

2/ En una cazuela, pon un chorrito de aceite de oliva con dos dietes de ajo y rehoga las verduras durante unos 10 minutos.

3/ Cuando estén doradas, cúbrelas de agua o caldo

Puedes añadir caldo de Pollos para que le de un toque más sabroso o puedes apostar por un caldo de verduras que tiene un sabor más suave. 

4/ Cuando la calabaza está tierna añade sal al gusto, un poco de pimentón y laurel. Pasados unos minutos añade el tarro de garbanzo cocida

5/ Añade 200 g de espinacas frescas y cuece todo durante 20 minutos.

¡Servir y listo!

¿Nuestro consejo? Servir siempre caliente para poder disfrutar y saborear este guiso tradicional.