Tiramisú de queso de Burgos

¡Endulza tu Navidad con este postre delicioso!

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

150 gramos de queso fresco de Burgos
3 yemas de huevo
1 clara de huevo
8 bizcochos de soletillas
200 gramos de nata para montar

100 gramos de azúcar

20 gramos de café soluble o 1 sobre de café soluble 

200 mililitros de anís

Cacao en polvo


Elaboración
Hoy os proponemos uno de los postres italianos más conocidos y deliciosos: el tiramisú. Pero esta receta tiene una variante significativa con la receta original del auténtico tiramisú italiano   y es la sustitución del queso mascarpone, por nuestro también delicioso queso de Burgos.

El tiramisú italiano tiene múltiples leyendas sobre su origen, muchos lo remontan a la mitad del siglo XX en la ciudad italiana de Siena cuando los pasteleros de la ciudad decidieron reflejar en un dulce las virtudes de Cosme III de Médici, el Sexto Gran Duque de Toscana. Otros sitúan su origen en el sigo XIX en la ciudad de Turín cuando en una pastelería crearon este dulce para el conde de Cavour.

Tenga el origen que tenga, lo cierto es que es uno de los postres italianos más internacionales y tiene numerosos variantes y sabores. Como el que te proponemos a continuación, tiramisú con queso de Burgos.

Incorporando nuestro delicioso queso de Burgos a esta receta conseguiremos un alto contenido en sodio, fósforo y una gran cantidad de nutrientes. Pero además por su bajo contenido en sal conseguiremos tener un postre un poco más sano y bajo en calorías.

Presta atención a todos los pasos para elaborar el tiramisú de queso de Burgos:

1. Prepara en un bol las yemas con azúcar y con ayuda de una varilla de repostería mezcla todo bien. A parte pondremos un cazo con agua a calentar y cuando llegue a una temperatura caliente pondremos nuestro bol encima de él para terminar de integrar la azúcar con las yemas gracias al calor. Cuando lo tengamos todo bien mezclado y consigamos una masa consistente  reservaremos.

2. En otro bol bien frío montaremos las claras a punto de nieve con ayuda de unas varillas eléctricas. Una vez hayamos conseguido montarlas lo reservaremos.

3. Cogeremos el queso de Burgos y con ayuda de una batidora lo trituraremos bien. Cuando este totalmente triturado le añadiremos la nata y montaremos un poco con la ayuda de la batidora  

4. En un mismo bol añadiremos todo y mezclaremos todo bien hasta que quede totalmente integrado. Reservaremos nuestra mezcla para montar nuestro tiramisú al final.

5. Ahora, pondremos un cazo al fuego anís al que añadiremos el café soluble, esperaremos hasta que empiece a hervir y lo dejaremos unos minutos a fuego medio para que se mezcle todo bien y pierda la parte de alcohol.

6. Cogeremos vasos o recipientes individuales donde poner nuestro tiramisú. Pondremos dos bizcochos en cada recipiente, los cortaremos con la mano un poco y los dejaremos en el fondo.  Cogeremos la mezcla de anís y café y lo empaparemos bien con los bizcochos de soletilla con ayuda de una cuchara.

7. Añadiremos la mezcla en los vasos con los bizcochos de soletilla. Lo añadiremos hasta llenar el vaso o el recipiente individual. 

8. Para finalizar le añadiremos un toque de cacao en polvo por encima. Dejaremos reposar todos los recipientes en la nevera al menos una hora para que coja frío y ¡ya tendrás tu tiramisú listo!

Nuestro consejo:

Si lo prefieres, puedes elaborar esta misma receta cambiando el queso. Podrías utilizar por ejemplo, nuestro delicioso que fresco de cabra para darle un toque diferente a la receta. Además, si eres muy amante del café puedes modificar el cacao en polvo por un poco de café soluble y darle mayor intensidad.

Nosotros proponemos la presentación en un vaso o recipiente individual, pero si quieres puedes hacerlo en un envase para tartas redondo o rectangular. 
comprar online en pollos planes