Pollo al curry hindú

¡No te resistas!

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

1⁄2 kg de pechuga de pollo
1⁄2 litro de caldo de pollo
50 g de mantequilla
1 cebolla
1 manzana
1 cucharada de miel
1 cucharada de harina
2 cucharadas soperas de curry
3 cucharadas de nata liquida 

Elaboración

La cocina hindú es reconocida mundialmente por sus sabores intensos y sus platos deliciosos, tan diferentes a los de la cocina occidental. La mezcla de especias, el cocinado de las carnes y el uso de vegetales y frutos secos, hace que su gastronomía sea embriagadora. 

En esta ocasión, cocinaremos pollo al curry, una receta tan popular que si la pruebas estamos seguros de que querrás repetir. Esta receta de pollo es sencilla, económica y de lo más sabrosa. Te animamos a que la acompañes de arroz basmati para completar la experiencia oriental. ¿Quieres conocer todos los pasos para llevar a cabo este plato? ¡Sigue leyendo!


1 En primer lugar, limpiaremos bien las pechugas de pollo bajo el agua del grifo, las secaremos y a continuación las trocearemos (si lo prefieres, puedes pedir que troceemos tus pechugas en nuestras carnicerías). Una vez listas, freiremos la carne con un poco de mantequilla o con aceite de oliva hasta que esté totalmente dorada. 

2 Continuamos con la cebolla, la cual pelaremos y cortaremos en trocitos pequeños. Nuestro truco es pasarla por la trituradora para hacerlo más fácil. Cuando esté lista, agregaremos la cebolla a la sartén para que se dore junto a los trozos de pollo y a continuación, añadiremos el caldo de pollo y esperaremos hasta que empiece a hervir. Después reduciremos el fuego un poco para que cueza todo durante media hora con la sartén tapada.

3 Mientras que en la sartén cuece el pollo y la cebolla, pelaremos la manzana y también la cortaremos en trocitos pequeños. Pasados unos 10 minutos, echaremos los pedazos de manzana y el curry a la sartén. Lo moveremos un poco y lo taparemos todo para que se termine de hacer.

4 Transcurridos unos minutos sacaremos los trozos de pollo de la sartén y añadiremos la harina para espesar la receta. Removeremos bien, lo salpimentaremos al gusto, agregaremos un poco de miel y lo daremos unas vueltas de nuevo.

5 Al final echaremos los trozos de pollo a la salsa, incorporaremos la nata, removeremos y lo dejaremos de nuevo al fuego durante unos 5 minutos.  


Como verás, esta receta es tan fácil de hacer que una vez la probéis en casa, ¡se convertirá en un básico en vuestro recetario familiar! Que la disfrutes 🙂