Pollo al ajillo

¡No te resistas!

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

4 muslitos de pollo

1 cabeza de ajo

1 vaso de vino blanco

1 limón

1 pizca de sal

1 chorro de aceite

Elaboración

¿En busca de una receta saludable, rápida y sabrosa? ¡Aquí la tienes! El pollo al ajillo es una de las recetas más conocidas elaboradas con este ave, y seguro que la has probado en multitud de ocasiones. Perfecto para cualquier día de la semana, es un plato que puedes acompañar de verduras a la plancha, patatas al horno o una ensalada verde. Con unos muslitos de pollo y algunos ingredientes básicos que seguro tienes en tu cocina, prepararás esta sencilla receta en tan solo 15 minutos. ¡Empezamos!


1 Para empezar, limpiamos el pollo, lo cortamos en trozos más bien pequeños, y los salamos un poco. A continuación ponemos los mulsitos en una cacerola con aceite. ¡TIP! Puedes pedir los muslitos ya troceados en Pollos Planes,  y también puedes solicitar que quitemos la piel si lo quieres con menos grasa. 

2 Cuando la carne esté doradita echamos los ajos pelados y los cocinamos junto a la carne. Después incorporaremos el limón, en cuatro trozos y un poco de vino blanco.

3 Rectificamos de sal y dejaremos cocer un rato a fuego lento. Si quieres un toque especial, prueba a añadir un poco de cilantro fresco picado finamente. Le aportará un toque cítrico a tu plato que te encantará.


Como ves, en tan solo 3 sencillos pasos y muy poco tiempo, habrás preparado una receta muy sabrosa que gustará a toda la familia.