Guiso de pollo con patatas

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

1,2 kg de pollo casero (vuestros trozos preferidos)

2 cebollas

1 pimiento rojo

2 pimientos verdes

2 zanahorias

2 o 3 patatas

1/2 l de caldo de pollo

50 ml de aceite de oliva

Medio vaso de vino blanco

2 dientes de ajo

Sal 

Pimienta 

2 hojas de laurel

Perejil 

Elaboración

Si quieres empezar en la cocina con una de las recetas más sencillas y ricas, este es tu plato. Hoy te damos las claves para conseguir el mismo resultado de un guiso de pollo que igual que el de tu madre o abuela. ¿Lo más importante? No perderte ninguno de los siguientes pasos.

Este estofado es muy versátil porque admite un motón de variedades, guarniciones, y lo más importante... ¡está increíblemente sabroso!

Receta de guiso de pollo con patatas

1/ Calentamos un poquito de aceite virgen extra en una cazuela.

No te pases con el aceite la piel de pollo también va a soltar su grasa y es bueno que se cocine en su propio jugo. Pero si eres de los que no le gusta la piel, puedes quitarla antes de cocinarla.

2/ Añadimos los trozos de pollo y freímos durante unos 10 minutos hasta que la carne coja color.

3/ Retiramos el pollo en una fuente y lo reservamos

4/ En la misma cazuela que hemos hecho el pollo, preparamos la base de verduras. Pelamos las cebollas, zanahorias y el ajo.

5/ Lavamos los pimientos y picamos todos los ingredientes en juliana, excepto la zanahoria.

Esto paso, depende de tu gusto, así que córtalas como mejor te gusten.

6/ Calentamos aceite en la cazuela junto con el jugo que ha soltado el pollo y añadimos la verdura.

Primero la cebolla y el ajo, y rehogamos durante 2-3 minutos a fuego medio-alto. Después echamos el resto de verduras y sofreímos durante 10 minutos a fuego lento.

7/ Añadimos el pollo y removemos para mezclar sabores. Cuando empiece a estar dorado echamos el medio vaso de vino blanco, las hojas de laurel, el perejil, y rectificamos de sal y pimienta.

8/ Dejamos reducir, para que pierda parte del alcohol, unos 10-15 minutos y lo pasados los minutos, cubrimos todo con caldo de pollo a fuego medio-bajo otros 10 minutos, hasta que reduzca el líquido.

En este punto es cuando podrás cortar las patatas y añadirlas para que se cuezan durante 25 minutos.

9/ Es importante remover de vez en cuando para que no se pegue en el fondo de la cazuela e ir probando el punto de sal.

Cocer aproximadamente unos 30 minutos. La carne de pollo debe quedar tierna y las verduras un poco deshechas... ¡en ese momento el guiso estará listo!


Consejos para un guiso de rechupete:

A la hora de comprar el pollo, escoge las partes que más te gusten y asegúrate que es de calidad. Y podemos adaptarlas a tu gusto. El pollo casero de Pollos Planes es más fresco y saludable.

Además recuerda, que nuestras dependientas pueden cortar la pieza a tu gusto.

Puedes acompañar el guiso de pollo con un poco de arroz, ya que la salsa queda deliciosa para mojar con pan.