Flan de horchata de chufa

Casero, original y delicioso

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

Para el flan:

400 ml de horchata de chufa.

200 ml de nata líquida espesa, para montar.

2 sobres de cuajada.

1 cucharada (o 2, si te gusta muy dulce) de azúcar.


Para el caramelo:

100 gramos de azúcar.

100 ml agua (taza pequeña de café).

Elaboración
Vuestros deseos son ordenes, os dejamos una de la receta más solicitadas: El flan de horchata de chufa casero. Esta receta se prepara sin huevos ni baño maría, y además con nuestra horchata tienes un postre sencillo, de lujo y sin complicarte la vida. 

¿Una opción clásica, deliciosa y original? Aquí te dejamos el paso a paso para que disfrutes de una receta riquísima. ¡El resultado te va a conquistar!

Postre de flan de horchata de chufa: 

1/ Poner todos los ingredientes: horchata, nata y cuajada, menos el azúcar, en el vaso de la batidora y mezclar todo bien, que se integren y mezclen los ingredientes. Batir bien durante uno minuto a velocidad máxima. 

2/ Probar el sabor, y dependiendo de si te gusta más o menos dulce introducir las cucharadas que consideres de azúcar. Mezcla otro minuto más. 

3/ Llevamos la mezcla a una cacerola y la ponemos al fuego removiendo a menudo y esperamos a que llegue hasta el punto de ebullición. En cuanto rompa a hervir retiramos del fuego y dejamos enfriar.


Para preparar el caramelo:

1/ En un cazo al fuego ponemos el agua (100 ml o una taza de café) y los 100 gr de azúcar. Dejamos que el azúcar se deshaga y se vaya convirtiendo poco a poco en caramelo, todo a fuego medio.

2/ Cuando tenga un bonito color ámbar, lo apartamos del fuego para que no se nos queme.

3/ Lo vertemos en los molde o flameras que vayamos a utilizar antes de introducir la mezcla del flan. Es decir, en la base de las flameras el caramelo y después la mezcla del flan que dejamos enfriar al menos hasta el día siguiente. Saldrán hasta 6 raciones. 

Otras recomendaciones: 

- Puedes acompañarlo también de mermelada, frutos secos, frutos rojos o decorarlo por encima con nata montada. A gusto de consumidor.

- Puedes probar a sustituir la nata por leche evaporada, para que le dé un sabor diferente.