Arroz al horno con butifarra

¡No te resistas!

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes

4 cacitos de arroz
8
cacitos de caldo de pollo o de agua
2
lonchas de panceta fresca
2 morcillas
125 g 
de costillas de cerdo
1 tomate
1 patata
Garbanzos
(cantidad al gusto)
1 Cabeza de ajos 

Elaboración

El arroz al horno es una de las recetas más tradicionales de la gastronomía valenciana, y con tantas variaciones como cocineras y cocineros hay. Es una de esas recetas de arroz que tanto nos gustan, para disfrutar en fin de semana junto a toda la familia. Sabemos que como el arroz de tu madre no hay ninguno, pero ¿quieres conocer la receta para hacerlo en tu casa y sorprender a todos? Descúbrela a continuación:

1/ Empezamos poniendo el caldo o agua a calentar. Mientras tanto, lavamos, pelamos y cortamos en rodajas la patata. Después la doramos brevemente en una sartén y reservamos para más adelante.

2/ Si tenemos fuego a gas, colocamos la cazuela de barro sobre el fuego y ponemos a dorar la costilla y la panceta troceada con un poco de aceite. Si tenemos sartén lo añadiremos después a la cazuela antes de hornear. Doramos también brevemente la morcilla y rehogamos el arroz y los garbanzos.

3/ Antes de añadir el caldo, ajustamos de sal (hay quien añade azafrán o colorante para que coja color), distribuimos las rodajas de patata, colocamos una cabeza de ajo en el centro y ponemos un tomate partido por la mitad. También hay quien rehoga el tomate con un poco de pimentón o de tomate frito.

4/ Por último vertemos el caldo y horneamos durante 19 minutos con el horno a 250 grados.


Recordad que la proporción de caldo o agua es exactamente dos a uno. Es decir, dos partes de caldo por una de arroz. Antes de servir, dejamos que el arroz repose unos minutos tapado con un paño, para que acabe la cocción. 


En muchos hogares para los ingredientes de esta receta se utilizan los restos del cocido, en otras utilizan caldo, en unas emplean morcilla de cebolla y en otras botifarra. Lo importante es que el plato quede delicioso, que pasemos un buen rato cocinando, y una comida inmejorable con nuestros seres queridos. ¿No crees? 🙂