Alitas de pollo picantes

al estilo Thai

Dificultad
Metodo
Cantidad de Gente
Ingredientes
1 cucharadita sal
pimienta negra
1 chorrito salsa de soja oscura

Para la salsa:
5 cucharadas pequeñas de Tabasco
2 cucharadas miel
Una y 1/2 cucharadas salsa de soja ligera
Ajo
Jengibre
El zumo de una lima
Aceite vegetal
Semillas de sésamo (opcional)
Elaboración
¡Es hora de viajar a través de la comida! Hoy te traemos una receta muy sencilla de preparar y deliciosa. Alitas de pollo picantes al estilo Thai, una variedad de uno de los platos y salsas típicas de este lugar. ¿Te apuntas a descubrir algo más sobre su gastronomía?

Las alitas de pollo son una opción perfecta para disfrutar de la cocina, te ofrece muchas posibilidades para prepararla y hoy te presentamos esta versión un tanto picante. ¿Te animas? 

Alitas de pollo picante al estilo Thai
1/  Ponemos las alitas en un bol y añadimos la sal, la pimienta negra molida, un chorrito de salsa de soja oscura para dar color. Mezclamos todo bien. 
Dejamos 1 hora como mínimo para que el pollo se impregne bien de la maceración.

2/ Precalentamos el horno a 200ºC y las introducimos en una bandeja de horno y las horneamos durante 10 minutos o hasta que se doren a 200 Cº. Una vez pasen el tiempo, les damos la vuelta y repetimos la acción: horneamos otros 10 minutos. 

3/ Mientras tanto, vamos a preparar la salsa
En una sartén con un chorrito de aceite vegetal freír los ajos y el jengibre (poner al gusto, dependiendo de si te gusta más o menos).
Puedes utilizar jengibre en polvo o fresco, y si es este último que lo rayarlo o trocearlo muy muy fino.

4/ Cuando empiece a oler bien le añadimos las 5 cucharaditas pequeñas de salsa Tabasco,  el zumo de lima, las cucharadas de miel y la salsa de soja ligera. 
Igual que en el caso anterior puedes poner las 5 cucharaditas de salsa Tabasco o menos, dependiendo de tu gusto.
Removemos todo bien y dejamos que reduzca. 

5/ Apagamos el fuego y sacamos la mitad de la salsa a un bol. 

6/ ¡Aquí está el secreto! Sacamos las alitas del horno y las ponemos en la sartén con la salsa que queda. Mezclamos todo bien, hasta que las alitas se impregnen bien de la salsa y las volvemos a poner en la bandeja. Horneamos a máxima potencia durante 1 minuto para que la salsa se caramelice. 

7/ Puedes utilizar la salsa que habíamos guardado para mezclarla después en la sartén junto con las alitas ya horneadas, o puedes dejarla para mojarlas como salsa.

El paso final 
Para darle un sabor aún más tailandés puedes servirlas en un plato con un poco de semillas de sésamo por encima e incluso con gajos de lima